Reel Dron 2023

Reel Dron 2023

Esta vez os traemos un reel solo de dron, para hacer hincapié en el magnífico trabajo que hace este aparato teledirigido.

Hemos querido responder a la pregunta de “¿por qué tengo que invertir tanto dinero en una grabación con dron?”. Si bien la cámara, desde la perspectiva del ojo humano, nos enseña un plano necesario que puede poner el foco en el detalle, el dron agrega otra perspectiva: una mirada general, abierta y que ofrece mayor contexto. Las imágenes aéreas dan un aire distinto al proyecto, más poliédrico y artístico. Con el dron, aparecen nuevos ángulos y encuadres que aportan una visión más completa del relato. Podríamos decir que su uso eleva el proyecto en calidad y profundidad.

He aquí un ejemplo claro de lo que hablamos:

A nivel de coste, es cierto que el uso de dron en un rodaje eleva el presupuesto. No obstante, visto en perspectiva, lo que antes requería de un helicóptero y miles de euros, ahora lo podemos hacer de un modo mucho más sencillo y por cientos de euros, en lugar de miles.

Todas estas razones son las que nos han motivado a ir superando los baches que nos vamos encontrando en el terreno normativo: continuos cambios de legislaciones, vacíos legales, burocratización de la gestión de permisos, pago de tasas, cursos y certificados, empresas y escuelas “especializadas” que desaparecen de un día para otro, y mucha incertidumbre. Pero no os preocupéis, nosotros nos ocupamos de todo y garantizamos que todo se haga dentro del marco legal y con la cobertura de seguro correspondiente.

El dron solo lo dirige nuestro piloto certificado, que no despega si no tiene todas las autorizaciones requeridas. Este es Luis, quien, además de ser la persona más prudente y meticulosa del mundo, es un gran operador de cámara; de ahí los magníficos planos que veréis en el reel.

Esperamos que disfrutéis visionándolo tanto como nosotros “volando” y editando.

 

Piloto dron y DOP: Luis Carreras y Javi Carreras

Edición: Guillem Carreras y Luis Carreras

Música: Artlist

Texto: Marta Vivas y Carme Raventós

Volver al blog